Eficiencia como clave del éxito

La palabra eficiencia tiene diferentes significados en distintos contextos, sin embargo, en estas líneas la entenderemos como la capacidad de lograr un resultado determinado, llegando a emplear una cantidad de recursos mínimos en el proceso. Por ejemplo, imagina que tienes una fuga de agua en casa. Si lo consigues arreglar, habrás sido eficaz, sino no. Da igual cómo lo hayas arreglado, lo sucio que te hayas puesto, el total de agua perdida, el dinero gastado en piezas, etc. Eficaz = Solucionado.

Para ver si has sido eficiente, vamos a entrar a ver cómo lo has solucionado. Si para arreglarlo te has gastado mil dólares, cuando se podía arreglar por 10 dólares, entonces no has sido eficiente, porque había una solución mejor.

¿Cómo practicas la eficiencia en tu vida? La eficiencia es una ecuación que se debe trabajar día a día, por eso en T&S comprendemos que para marcar la diferencia siendo eficientes es necesario saber el qué se hace (conocimiento), el cómo se hace (disciplina) y el por qué se hace (propósito). Por eso, siempre debemos estar atentos a estas recomendaciones:

– Prioriza tus actividades

– No dejes todo para el último minuto

– Marca tus pendientes terminados

– Mide y respeta tus tiempos

– Haz de tus hábitos una rutina

 

Y recuerda, «la motivación es lo que te da comienzo. El hábito es lo que te mantiene en marcha» – Jim Ryun, exatleta y político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬¿Consultas? Contacta con un Asesor T&S
¡Hola! 👋 Gracias por ponerte en contacto con el equipo de T&S Ingeniería. Coméntanos en qué podemos asistirte y en breve un Asesor Comercial se pondrá en contacto con usted.