Mega diversidad en el trabajo: Trazando el rumbo hacia las buenas prácticas en ingeniería

Ser un líder en un país como el nuestro tiene una connotación de mega diversidad muy positiva. La diversidad de nuestro país debería ser una fuerza que impulsa el desarrollo y que enriquece la vida de las personas; sin embargo, no suele ser así debido a la informalidad, el rechazo y el poco conocimiento.

Hay diferentes formas de ver el mundo, muchos idiomas, diversas formas de comunicación, diferentes perspectivas, mil y una formas de trabajo, etc. que van construyendo un país inclusivo, menos pobre y más sostenible, pero debe existir una cultura organizacional y social donde se entienda las diferencias como una potencial ventaja competitiva.

Así, estaríamos aprovechando los valores y la creatividad de las distintas culturas del mundo o de nuestro país.

En el Perú, nuestra diversidad es amplia ¿Todos los trabajadores de tu empresa son de tu región o distrito? Aún si fuese así, ¿todos tienen los mismos conceptos y creencias? Seguro que no y está bien.

Esto puede ser usado por las empresas no solamente como estrategia sino para demostrar un interés genuino de comprender las necesidades y puntos de vista de cada persona y colectivo afín de lograr un buen ambiente laboral y más productividad. En ese sentido, nunca se debe dar por sentado que la gente se va a entender.

El líder necesita abrir caminos a donde sea que vaya, yendo más allá de las barreras y fronteras. Así será mucho más eficiente que las personas logren sus objetivos mientras logran los del proyecto o empresa.

La mega diversidad debe de ir de la mano de un liderazgo inclusivo

Siendo el objetivo final que exploten sus capacidades mutuamente y de forma cooperativa. Además, se deben desarrollar las diferencias de cada empleado para que aporten valor.

En la ingeniería y minería esto no es muy diferente. Singularidad, innovación, apertura comunicativa y flexibilidad son las características que desarrollan una diversidad funcional dentro de una empresa.

Trazando el rumbo hacia las buenas prácticas:

A lo largo de los años, las empresas mineras se han tropezado con grandes piedras al intentar ser más inclusivas. No obstante, hoy el mundo está cambiando y las culturas organizacionales tradicionales con él. Hay que tomar en cuenta los perfiles globales, la diversidad de género y a las personas con discapacidad.

Por eso es imperioso crear conciencia, establecer indicadores, formar líderes y crear políticas explícitas.

Colegas y amigos, es importante que recordemos que los grandes proyectos requieren más que expertise, buena gestión o recursos tecnológicos, sino y por sobre todo, requiere de personas que sepan escuchar y aceptar a los demás, empezando por los jefes, líderes, supervisores y stakeholders.

Recuerda:

  • Respeta a los demás
  • Aprecia lo que los otros te cuentan sobre sus culturas y creencias.
  • Busca el liderazgo consciente
  • Analiza las políticas de contratación
  • Celebra eventos relacionados con minorías
  • Crea canales de diversidad e inclusión
  • Promueve grupos internos
  • Anima a tus líderes a formar parte del diálogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬¿Consultas? Contacta con un Asesor T&S
¡Hola! 👋 Gracias por ponerte en contacto con el equipo de T&S Ingeniería. Coméntanos en qué podemos asistirte y en breve un Asesor Comercial se pondrá en contacto con usted.